Vía revolucionaria hacia el fracaso vital

Hace unos 11 años se estrenó en nuestro país “Titanic”, una película que hizo absoluto furor y que reventó las taquillas, al igual que en el resto del mundo. Aún recuerdo las colas que daban la vuelta a la manzana en el cine cercano a mi casa y que fueran a verla personas que iban a las salas de Pascuas en Ramos. Todo un acontecimiento del que yo quise abstraerme.

En uno de esos arranques de rebeldía propios de la adolescencia decidí no ver esa película, por ir a la contra y porque intuía que sería un pastelón difícil de digerir. Meses después acabé viéndola en el autobús al volver de una excursión colegial y se confirmó lo que suponía. Un drama romántico-épico con trasfondo histórico que se me antojó demasiado empalagoso. Aunque yo he cambiado mucho desde entonces y quizá la apreciaría de otro modo, tampoco me siento muy impelido a revisarla.

Valga esta introducción para hablar sobre la nueva reunión fílmica de la pareja protagonista de aquella, Leonardo Di Caprio y Kate Winslet en “Revolutionary Road”. Dirigida por Sam Mendes, la cinta narra las vicisitudes de un matrimonio que aunque vive en un bonito barrio residencial y parece tenerlo todo, tiene dificultades de convivencia.

winsletrex2303_468x550
Insatisfacción, hastío vital, infidelidades, deseos sin cumplir y otras controversias son los ingredientes que componen la relación de los Wheeler. April es una mujer soñadora, que no se conforma con ser una simple ama de casa y quiere recuperar la pasión inicial y por ello propone a su marido ir a vivir a París. Frank es un hombre apacible, que aunque no está muy satisfecho con su trabajo tampoco siente muchas ganas de abandonarlo y de vez en cuando echa una cana al aire con alguna empleada.

Leonardo DiCaprio
Como no podía ser de otro modo, el núcleo del filme es la relación entre Di Caprio y Winslet y las discordancias que surgen entre ellos. Mendes les concede el protagonismo casi absoluto del relato, con unos secundarios que acaban siendo más tangenciales que otra cosa (a excepción del hijo desequilibrado de unos vecinos, que es el único que suelta verdades como puños).

revolutionary-road_l
Con todo ello, la película resulta algo teatral en algunas de las discusiones que mantiene la pareja, pero aún así logra captar las emociones y la tensión de esos momentos. Además la química que mantienen los protagonistas, así como sus actuaciones, resultan muy de recibo. Di Caprio demuestra que ha progresado como actor en los últimos años y Kate Winslet vuleve a dejar claro que es una de las mejores intérpretes de su generación. Ambos componen unos personajes con entidad, de esos que no son de una pieza y que ofrecen dudas al espectador (¿es Frank un pusilánime y un conformista o es realista con lo que toca?, ¿es April una idealista frustrada o una neurótica imposible?). Lo curioso del caso es que parece que la pareja protagonista parece haber sobrevivido al Titanic y tras unos años de convivencia han pasado del estadio del piporrismo a la discusión.

En resumidas cuentas, nos encontramos ante una cinta muy encomiable, quizá la mejor de su director (que debutó con la plomiza y falsa “American beauty”, siguió con la espléndida “Camino a la perdición” y la interesante “Jarhead”), que aquí ha tenido la oportunidad de dirigir por vez primera a la que es su mujer desde 2003. A pesar de todo, ha sido olvidada injustamente por los académicos en las nominaciones a los Oscar, habiéndose quedado con candidaturas menores.

winslet_022805_big
Así que nada, me ha encantado la película y se la recomiendo a todos los interesados en las dificultades de las relaciones humanas que no les decepcionará. Los buscadores de piporrismo absténganse, que de eso hay poco por aquí. La convivencia de pareja no sale muy bien retratada (con un plano final magnífico, que resume el espíritu del filme) y lo de tener descendencia tampoco tiene que implicar felicidad.

Aquí les adjunto un trocito de la banda sonora, obra del estupendo Thomas Newman.

http://es.youtube.com/watch?v=DsOpWO2BM68

Se despide, suyo de ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: