Kevin Smith, el eterno adolescente

Con motivo del estreno de su penúltima película, “¿Hacemos una porno?” quiero aprovechar para hacer un recorrido por la vida, obra y milagros del realizador estadounidense Kevin Smith, cronista de las ansias y fracasos de toda una generación.

smith

Kevin Smith vino al mundo el 2 de agosto de 1970 en Red Bank, Nueva Jersey, estado que acabaría siendo protagonista de su obra posterior. Tras estudiar en un colegio religioso y decidir que lo suyo no eran los estudios universitarios, Smith empezó a trabajar en una tienda de ultramarinos, a la postre escenario de su primer trabajo. Aunque nunca estudió cine, Smith siempre fue un aficionado del séptimo arte, con una clara influencia de las cintas con las que creció en los años 80, algo que se deja ver en su filmografía. Tentado por la posibilidad de contar una historia en la que volcar sus inquietudes, empezó a desarrollar el guión de “Clerks” (1994), que se ambientaba en el mismo tipo de establecimiento de suburbios en el que él trabajaba.

Para poder lograr el material para rodarla, Smith tuvo que vender su colección de cómics (su gran afición, no en vano las referencias al tebeo son una constante en su filmografía y él mismo ha hecho sus pinitos en el medio), formó junto con su colega Scott Mosier la compañía View Askew Productions y logró juntar 28.000 dólares para filmar “Clerks”. Para confeccionar el reparto tuvo que recurrir a amigos y conocidos, como es el caso de Brian O´Halloran y Jeff Anderson (compañero de instituo de Smith) para dar vida a Dante y Randal, los protagonistas de la cinta. “Clerks” cuenta la historia de dos dependientes: uno de una tienda 24 horas y otro de un videoclub, que comparten largos ratos de hastío mutuo y desencanto vital. Mientras Dante se queja de su habitual rutina y se siente perturbado por las confidencias de su novia respecto a las parejas del pasado, Randal es más cínico y realista con el mundo que le rodea. De cualquier modo, ninguno de los dos se muestra muy por la labor de dar un giro a sus existencias.

clerks-movie

Para mí esta es la mejor película de Smith, muy divertida y que a su vez contiene no pocas reflexiones amargas sobre una juventud condenada al conformismo y a los trabajos basura. Su pobre estilo visual, con un blanco y negro que recuerda al cine de Jim Jarmusch y a película casera, así como sus dosis de humor y desenfado juvenil le valieron para ganar el festival de Sundance, plataforma del cine independiente del momento.  Ese premio le valió a Smith para dar a conocer su película y obtener un gran éxito con ella, recaudando mucho más de lo que costó. Además por vez primera entró en contacto con los hermanos Weinstein (siempre a la caza en Sundance de los nuevos talentos del cine yanqui), que con su empresa Miramax distribuyeron la cinta, dando comienzo a una relación que sería de lo más fructífera con los años.

dante-and-randal-play-hockey

“Clerks” fue la primera película de Smith y también mi primer acercamiento a su obra. Había oído hablar de ella en revistas especializadas y en el videoclub de mi barrio veía la carátula constantemente, con los protagonistas de la misma en negro sobre fondo blanco, entre los que se encontraba el propio Smith. Para dar rienda suelta a sus inquietudes como actor, Smith creó el personaje de Silent Bob (un porreta siempre acompañado de su colega Jay, al que daba vida Jason Mewes, otro colega de Smith), que saldría en sus siguientes obras con la característica de que sólo abría la boca en ocasiones especiales, para evitar los posibles palos por su interpretación.

clerks

Tras el gran éxito de su primera obra, Smith recibió una suculenta oferta de Universal para realizar su segunda largometraje con total libertad de acción y más medios, por lo que éste no tardaría en llegar. En 1995, “Mallrats” (que podría traducirse como ratas de centro comercial) iba por unos derroteros similares, mostrando la peripecia de TS (Jeremy London) y Brodie (Jason Lee), que acuden al centro comercial para aliviar las penas por haber sido abandonados por sus novias (Shannen Doherty, a la que todo el mundo en la peli la llama Brenda, en referencia a su personaje de “Sensación de vivir” y una bellísima Claire Forlani, que está para darle unos mimitos).

mallrats

La cinta es un fiel reflejo de las preocupaciones de Kevin Smith, como la amistad, la problemática de las relaciones entre hombres y mujeres, la cultura pop, Star Wars y los cómics (con aparición estelar de Stan Lee, creador de “Spiderman” entre muchos otros), amén de los chistes subidos de tono marca de la casa. En esta película debutaron dos de los actores fetiche de Smith, como es el caso de Ben Affleck (que hace el mejor papel de su carrera como un dependiente tan bien parecido como imbécil) y Jason Lee (que demuestra sus buenas aptitudes para la hilaridad) y es junto a “Clerks” lo mejor que ha parido su director. Pese a su tono de comedia juvenil, la cinta muestra una juventud con pocas esperanzas vitales y que sólo es capaz de encontrar diversión en una gran superficie comercial para olvidar su triste vida. En posteriores obras, el realizador ha intentado llegar a esta cota con irregulares resultados.

mallrats1jpg

Tras la celebrada experiencia anterior, el propio Smith y Jason Mewes repiten otra vez como Jay y Bob el Silencioso y también tiene un pequeño papel Joey Lauren Adams, novia por aquel entonces de Smith y base para el que sería su siguiente filme.

synopsis_joey_lauren_adams_329w

“Persiguiendo a Amy” (1997) cuenta la historia de Holden (Ben Affleck) y Banky (Jason Lee), dibujantes de un cómic independiente de éxito. En una convención conocen a Alyssa (Joey Lauren Adams), que también lleva su propio cómic. Tras la convención quedan en un par de ocasiones y Holden se enamora de Alyssa. Cuando él cree que ella siente lo mismo por él se da cuenta de que ella es lesbiana. A pesar del golpe emocional y las bromas de su amigo y compañero de trabajo Banky, decide darle una oportunidad como amiga y conocerla mejor.

71492772_650c9a7343_o

La película ganó el premio Independent Spirit Award al mejor guión para Kevin Smith y mejor actor secundario para Jason Lee y fue nominada a la mejor realización. Además fue nominada como mejor película independiente extranjera por los British Independent Film Awards y Joey Lauren Adams fue nominada al Globo de Oro por su actuación en la película. De este modo, nos hallamos ante la película más reconocida a nivel crítico de Smith y la mejor para muchos de sus fans y no fans. El director se inspiró en su relación con la propia Lauren Adams para el monólogo de Bob el Silencioso (el propio Smith) que expresa el sentido del filme.

image039

Pese a su aceptación global, a un servidor no le satisfizo gran cosa esta película, que algunos juzgan como la más adulta de su director. Lo único que hace Smith es cambiar varias de gracietas de humor grueso por piporrismo y sensiblería, lo que a algunos les puede parecer más adulto, pero Smith siempre ha sido un adolescente perpetuo y eso se observa en su trazo grueso a la hora de ponerse sentimental. Este defecto se extenderá a otras de sus cintas, como más tarde veremos.

amy1

De cualquier modo, “Persiguiendo a Amy” fue todo un éxito personal y profesional para Smith. Fue su primera colaboración con la Miramax de los hermanos Weinstein, que le convirtieron en su niño mimado, dándole libertad creativa y sin entrometerse en el monatje final, algo inusitado si se estudia el carácter megalómano de Harvey “Manostijeras” (por los cortes que gusta de meter en sus películas) Weinstein. Además, pudo exorcizar sus demonios personales y durante la promoción conoció a Jennifer Schwalbach, su futura mujer. Jennifer trabajaba para el diario “USA Today” y le hizo una entrevista a Smith, una vez terminada ámbos simpatizaron y quedaron en volver a verse. Pasadas unas semanas, Smith fue a Los Ángeles a recoger uno de los premios que le otorgaron y quedó allí con la periodista. Por lo que se ve, ambos congeniaron bastante bien y de ahí salió una nueva pareja.

The Bruin Theater

Por aquel entonces, Smith recuperó un proyecto que le venía rondando la cabeza desde hacía años y que por fin podía darse el gustazo de llevar a cabo, me estoy refiriendo a “Dogma”. Con un reparto capitaneado por su inseparable Ben Affleck y Matt Damon (algunas malas lenguas dicen que el Oscar que ambos ganaron por el guión de “El indomable Will Hunting” se lo escribió Smith, cosa que yo no descarto pues la peli que dirigió el inefable Gus Van Sant tiene el sello del realizador de Nueva Jersey) y otros nombre ilustres como Linda Fiorentino, Alan Rickman, Salma Hayek, Chris Rock o Alanis Morrisette haciendo de Dios, además de Jason Lee y el propio Smith con Jason Mewes. La película narraba la historia de dos ángeles caídos que quieren volver al Cielo aún a costa de destruir el mundo y de una trabajadora de una clínica abortista que tendrá mucho que ver para evitar la hecatombe.

17140__dogma_l

Con motivo de su estreno en 1999, la cinta causó un gran revuelo por su contenido religioso, con un argumento de temática sacra, trufado de referencias bíblicas pasadas por el punto de vista desenfadado de Smith, pero la verdad sólo pudo protestar quien no la había visto, esperando una comedia irreverente que no era. El director muestra que en sus años mozos estudió en un colegio religioso y que no desconoce la parafernalia bíblica, pero ante todo es una aventura freak que está lejos de molestar al creyente cristiano medio. Una vez más Smith muestra su carácter adolescente, comportándose como un chaval que suelta cuatro chistes inofensivos en clase de Religión, sin parar a preguntarse muchas cosas. Con todo ello naufraga como comedia, salvo por las apariciones de Jay y Bob el Silencioso y tampoco resulta entretenida con una excesiva verborrea y un tramo final que se toma a sí mismo demasiado en serio.

g2rickman5

La película no funcionó del todo mal, aunque los críticos le pegaron un buen trancazo, produciéndose el divorcio definitivo entre estos y el director. Al poco de estrenarse Smith contrajo matrimonio con su novia periodista e iniciaba una nueva etapa en su vida, quizá la de la madurez, aunque pronto veremos que no sería así, para bien y para mal.

dogma_1

Como veo que este episodio se está haciendo un poco largo, pongo aquí un punto y seguido para continuar analizando la carrera de Smith en el siglo XXI en una próxima entrega de este monográfico del realizador de Nueva Jersey. Les emplazo hasta entonces.

Se despide, suyo de ustedes.

3 comentarios to “Kevin Smith, el eterno adolescente”

  1. lasaga Says:

    posible errata sobre Ben Affleck. No es su debut (que si en las pelis de Smith). Ya habia actuao antes en más titulos, como el remake de american graffitti que hizo linklater

    esta bien el monográfico. a mi smith me suele gustar bastante. Y soy de los que dicen que Amy es su mejor peli, pero no la cambiaria tampoco por Clerks… Dogma Malisima. Mallrats muy bien salvo la aparicion de Jay y Bob que es estupida… eterno adolesc… intantiloide

  2. odio Says:

    Yo me refería más a su debut en la filmografía de Smith, Jason Lee también había hecho previamente un par de pelis antes de “Mallrats”.

    Por cierto, la aparición de Jay y Silent Bob en esa peli tiene un momento que me descojoné, cuando Jay le dice al otro que no puede saltar a no sé donde porque le duele la espalda de follarse a su madre. Es una gracieta tonta, pero de esas que se sueltan mucho a los 15 años y que a mi me hacen gracia por gratuitas.

  3. lasaga Says:

    jajajaja esa parida si es guapa, pero el rollito batman parodico es una mierda de cuidao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: