Adiós a Dennis Hopper

Hago un breve alto en el monográfico que le estoy dedicando a Al Pacino para hacer un homenaje in memoriam a Dennis Hopper, cuya muerte tuvo lugar el pasado 29 de mayo a causa de un cáncer de próstata.  No es que la noticia me cogiese por sorpresa, ya que hace unas semanas se había anunciado que la enfermedad se hallaba en fase irreversible y terminal y el propio Hopper había lucido un aspecto muy desmejorado el pasado marzo, cuando le fue concedida una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Algo irónica esa asunción por parte de Hollywood si tenemos en cuenta su historial.

Hopper llevaba metido en la actuación desde que apenas cumplió los 18 años, siendo su primera película de éxito “Rebelde sin causa”, en la que compartió cartel con James Dean, con quien volvería a hacerlo en “Gigante”. Hopper llegó a empatizar mucho con la estrella y consideró su muerte como una de las tragedias de su vida, añadiendo que se consideraba el mejor actor del mundo hasta que vio a Dean. Una muestra del curioso carácter del intérprete. Por aquella época también trabó buenas migas con la preciosa Natalie Wood, con la que decidió un día hacer una orgía que se fue al traste tras acabar la actriz en un hospital por la reacción que le dio a su cuerpo meterse en una bañera llena de champán.

Asimismo, por aquel entonces fue desarrollando sus inquietudes artísticas en otros ámbitos como la fotografía y la pintura. De hecho, durante 1961 y 1967 fue sacando fotografías de todos los rodajes en lo que participó, tanto de gente como de paisajes, recopilando todas ellas en un volumen que se editó hace unos años.

Tras participar en infinidad de series televisivas del Oeste, Hopper tuvo la oportunidad de actuar junto a Paul Newman en “La leyenda del indomable” y junto a John Wayne en “Los cuatro hijos de Katie Elder” y “Valor de ley”, aunque su éxito llegaría en 1969 con “Easy rider”. Esta cinta narraba la andadura de dos moteros por la América profunda y las situaciones y personajes que se van encontrando, con una visión bastante pesimista.

Dirigida por él mismo y coescrita y coprotagonizada junto a Peter Fonda, la película es uno de los grandes exponentes del nuevo cine americano que enterró al mortecino cine clásico y que triunfó en los años 70. “Nadie se había visto a sí mismo en las películas hasta entonces. La gente fumaba porros y tomaba LSD por todo el país pero en el cine seguían viendo a Doris Day y a Rock Hudson” dijo de aquel filme Hopper, con el que se llevó el premio al mejor director novel en el festival de Cannes en 1969, además de una nominación al Oscar al mejor guión original.

Tras tocar el cielo, a Hopper le tocaría pagar la factura de sus excesos, de endiosamiento artístico y de adicción al alcohol y las drogas (llegó a declarar que por aquel entonces bebía treinta cervezas y esnifaba tres gramos de cocaína al día). Lo más destacado que hizo en los 70 fue de singular cowboy en la aburrida “El amigo americano” del siempre aburrido Wim Wenders y un breve papel en “Apocalypse Now”, donde aparecía completamente drogado, aunque le vino al pelo para dar vida a un alucinado personaje a tono con la atmósfera de la cinta.

Fue en los 80, cuando tras varios incidentes, decidió desintoxicarse de sus adicciones y tuvo un nuevo renacer. En 1986 logró una nominación al Oscar por dar vida a un alcohólico en “Hoosiers” y también logró otro de sus personajes bizarros en “Terciopelo azul” de David Lynch.  Asimismo, retomó su carrera como director en thrillers de cierto interés como “Colors”, “Catchfire” o “Labios ardientes”. Entretanto, participaba en todas las películas que le ponían por delante, ya fueran buenas, malas o lo peor de lo peor. No en vano su filmografía incluye más de 200 producciones de diversa índole.

Puestos a destacar lo peor de su carrera, no puedo olvidar su desatada actuación en la versión cinematográfica del videojuego “Super Mario Bros”, que yo fui a ver con apenas 11 años, cuando era un gran fan de ese juego. La película era un absurdo que poco tenía que ver con el juego, aunque no puedo evitar recordarla con un cierto cariño y a ese Hopper dando vida a Koopa, que en el videojuego era un dragón y aquí era una especie de dictador con un ridículo corte de pelo.

Los villanos fueron los personajes favoritos (“Speed”, “Waterworld”, la serie “24” o “La tierra de los muertos vivientes” fueron algunos de los más conocidos) de un hombre que nunca le hizo ascos a casi nada, ya fuera en el cine o en su turbulenta vida. Se casó cinco veces (uno de sus matrimonios con la cantante de “The Mamas and the Papas”, Michelle Phillips, duró ocho días), tuvo cuatro hijos y pese a su enfermedad, aún estaba en proceso de divorcio de su última esposa (de hecho a la hija que tuvo con ella no le fue permitido asistir a su entierro por problemas legales).

Siempre fue más famoso por sus controversias (llegó a confesar que tras ser de izquierdas de joven, se hizo de derechas a partir de los 80 y votó a Bush padre e hijo, aunque en las últimas elecciones lo hizo por Obama) y por sus participaciones en películas alimenticias de baja calidad que por su trabajo, excelente cuando quiso y le supieron dirigir, controlando sus excesos y sobreactuaciones. Una persona, que para bien y para mal, hizo lo que siempre le vino en gana.

Descanse en paz.

2 comentarios to “Adiós a Dennis Hopper”

  1. lasaga Says:

    Muy buena reseña. Creo que ademas de las birras tambien se bebida un par de litros de ron diarios.
    Sin duda es una figura con mucho carisma.

  2. Laudrey Says:

    Tendrías que firmar desde tu blog cuando pasas por el mío, es una manera de recibir más visitas y también facilitar que pase yo por aquí🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: